Realizan estudios de ADN a mamá de reportero desaparecido

0
75

Los que le hicieron en la administración de Duarte y mientras era fiscal, Luis Ángel Bravo, no sirvieron. En la víspera de la celebración de Día de las Madres, Candelaria Hernández Ramos acudió a que le tomaran muestras de sangre y saliva para obtener los perfiles genéticos y compararlo con cuerpos localizados en la zona, que permitan tener certeza, si su hijo Gabriel Manuel Fonseca, es uno de ellos. “Cuco”, como era conocido o “Negrito”, como ella lo llamaba, está por cumplir seis años de estar desaparecido. Lejos quedaron aquellos años, en los que Gabriel Manuel, llevaba un pastel o un pollo asado, a su madre en un 10 de mayo, lejos quedó de celebrar a la “Negrita”, como él, siempre la llamó. Visiblemente desmejorada, demacrada por el paso de los años y la falta de información sobre el destino del mayor de sus dos hijos, llegó del brazo de su esposo, Juan Fonseca Aguirre, al centro de la ciudad, la esperaba una unidad motriz de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), para llevarlos a Coatzacoalcos, donde se realizó una jornada para obtención de perfiles de ADN. La administración de Javier Duarte de Ochoa y cuando estuvo al frente el ex fiscal general, Luis Ángel Bravo Contreras, le realizaron las muestras de ADN, sin embargo, la presente administración estatal, dijo están inservibles no pueden utilizarse, para los comparativos. Con lo anterior queda demostrado que los resultados que exhibió la FGE, reveló que los cuerpos encontrados en Soconusco, dos días después de la desaparición de Cuco, no era él, son falsos, Bravo Contreras, les mintió a los señores, les vio la cara, probablemente nunca hicieron los estudios, y sólo informaron que no era. Eso revela, no sólo un acto de falta de responsabilidad, sino además la falta de humanidad, falta de tantita madre por parte de quienes desgobernaron Veracruz, le mintieron a una madre que buscaba desesperada a su hijo, le mintieron a una mujer que perdió el conocimiento, tras la desaparición de su hijo. A la llegada de Jorge Morales a la secretaría ejecutiva de la CEAPP, solicitó se reabra el caso del reportero policíaco desaparecido, se conozca la verdad, se haga justicia a sus padres, se le brinde certeza a doña Candelaria de que sucedió, con su “negrito”.

Deja un comentario