Desaparece la zona arqueológica de Tepetxilotla

0
41

Chocamán, Ver.- En la comunidad de Tepetxilotla, la más alta del municipio enclavado en la región montañosa central, se encuentran los vestigios de lo que un día fue el inicio de Chocamán y de la cultura tolteca.

Sin embargo, poco queda de este lugar ya que muchos de sus rasgos han sido saqueados por personas ajenas y, en ocasiones, por los mismos pobladores para comercializarlos en el mercado negro, cuentan los mismos habitantes del lugar.

Al remover la tierra, fácilmente se pueden encontrar muñecos hechos de barro, puntas de flecha, vasijas y objetos diversos de barro y obsidiana, pirámides y diversos objetos de valor que enterró el Rey Man junto con su hijo al ser asesinado.

Además existe un antiguo santuario donde, narran los lugareños, el Rey Man, fundador del municipio, sepultó a su hijo después de ser asesinado y con él un gran tesoro.

“En esta parte se estableció el Rey Man, quien enterró grandes tesoros, según cuentan las leyendas, pero también estuvo la cultura Tolteca también llegó y se estableció en el lugar, realizando varias pirámides. Nadie ha tomado cartas en el asunto”, dijeron.

La zona arqueológica de Tepetxilotla, donde se estableció la cultura tolteca y se fundó el municipio, ha sido severamente saqueada por extraños sin que ninguna autoridad tome cartas en el asunto.

Lamentaron que a pesar de haber varios vestigios de los antepasados, hasta el momento el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha reconocido el lugar como sitio protegido.

“Lamentablemente si uno va caminando y se para un momento y remueve la tierra encontrará algo de valor de los antepasados, por eso muchos vienen y se llevan las cosas, nadie las cuida ni nada”, agregaron.

En el 2009, el ex alcalde Esteban Escamilla Prado realizó el proyecto a fin de salvaguardar las reliquias prehispánicas que vayan surgiendo de la zona, donde a través del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) invirtieron 5 millones de pesos, sin embargo, el proyecto no pudo concretarse al cien por ciento.

Deja un comentario