TRANSPARENCIA

0
79

(Fernando Gutierrez)
++++Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque. (Bertolt Brecht)

LA CABALGATA DE MARCOS MARTÍNEZ

A partir de ahora el muestreo para quienes aspiran a una curul tanto local como federal por el distrito de Acayucan estarán a la orden del día, cierto es que la ciudadanía es la que decidirá quien lo representará… La verdad es que el pueblo está cansado de diputados golondrinos, que después de su triunfo poco hacen por su distrito… El fin de semana el acalde Marco Antonio Martínez Amador, mostró su poder de convocatoria, logró reunir a sus amigos en una cabalgata en honor al Santo Patrono de Acayucan y hay que reconocer que no fueron pocos sino más de 1500 jinetes, independiente de las cientos de personas que se aprestaron a caminar en un recorrido un poco extenso… si algunos pensaron que el alcalde Martínez Amador ya no tenia poder de convocatoria con eso de que esta a solo mes y medio de dejar la presidencia municipal, porque para sus mal querientes era casi un hecho que esa cabalgata tuviera una «caballada flaca», pues ahí están los resultados… mostró que todavía tiene leales y por ende capital político, hay que reconocer que ese aprecio se lo ha ganado por su acercamiento al pueblo… Al distrito le conviene que Martínez Amador sea diputado federal para que gestiones beneficios, como alcalde no paraba de tocar puertas como legislador será un gran gestor… para muestra, es el  primer presidente municipal de Acayucan  que atiende en forma constante las peticiones, tanto en su casa, el palacio o por donde camina escucha y da solución, cosa que nunca se había visto, porque hablar con un presidente municipal solo era para el circulo cercano, el pueblo era atendido por funcionarios menores… Cierto, no es una monedita de oro para que le caiga bien a todos, pero de que tiene con que para competir en una candidatura a una curul ahí lo demostró este sábado… Y cuando se menciona del avance de la llave del sureste, algunos se preguntan cual avance, solo basta recordar aquellos ayeres cuando recibió la administración municipal, que el palacio era un tendedero, las calles del primer cuadro invadidas, hoy Acayucan es una verdadera ciudad… su forma de gobernar y el trato directo con el pueblo le permitió conciliar intereses hasta con el comercio informal, porque vaya que el señor sabe agarrar el toro por los cuernos…pues ahí está, ha Marco Antonio Martínez Amador en vez de  debilitarlo con desinformación, lo están fortaleciendo porque al pueblo ya no se le engaña… hasta aquí.

Deja un comentario